La práctica del yoga ayuda a cualquiera a conseguir una buena salud, paz mental, ecuanimidad emocional y claridad intelectual. Con un cuerpo sano, mente clara y emociones puras, el practicante aprende a desenvolverse en la vida en armonía consigo mismo y con su entorno.

  • El yoga IYENGAR® puede ser practicado por todos.
  • El énfasis del método recae en la intensidad con que la mente se implica en la práctica de posturas (asana), regulación de la respiración (pranayama) e interiorización de los sentidos (pratyahara), como medio de transformación de la consciencia.
  • El uso de soportes diseñados por B.K.S. Iyengar, tales como aparatos de madera, cinturones y cuerdas, ayudan al practicante a conseguir un mayor beneficio y perfección en las posturas, y posibilitan que personas con dificultades puedan realizarlas.
  • El aspecto de secuenciación, que permite al practicante conocer el orden y el tiempo de permanencia correctos en asana y pranayama.

Los Yoga Sutras, compuestos por el sabio Patañjali entre los siglos V y II a. C., es el texto en el que, en 196 aforismos, se sistematiza la ciencia del yoga por vez primera. La práctica y la enseñanza de Yogacharya B.K.S. Iyengar están basadas en estos aforismos, en los que se expone el camino que ha de seguir el practicante para alcanzar la meta del yoga. Se trata de una vía consistente en ocho estadios: sobre los cimientos de unos principios éticos universales y una disciplina individual, se practican las posturas de yoga, la regulación de la respiración y el volcado de los sentidos hacia el interior, lo que conduce a la mente hacia la concentración, la meditación y un nivel superior de consciencia.

La característica pincipal de la enseñanza de B.K.S. Iyengar es la intensidad con que la mente debe implicarse en la práctica de posturas (asana), regulación de la respiración (pranayama) e interiorización de los sentidos (pratyahara), como medio de transformación de la consciencia. Su método es sistemático y progresivo, y también exigente. Para diferenciarlo de otros estilos de yoga, los propios alumnos de B.K.S. Iyengar comenzaron a denominarlo “Yoga IYENGAR®”.

Los ocho estadios (astanga) del yoga, que describe Patañjali en sus Yoga Sutras son:

  • Yama: Mandamientos éticos y morales universales.
  • Niyama: Disciplinas individuales.
  • Asana: Posturas.
  • Pranayama: Regulación de la respiración.
  • Pratyahara: Interiorización de los sentidos de percepción.
  • Dharana: Concentración.
  • Dhyana: Meditación.
  • Samadhi: El estado final de realización.

El yoga es uno de los seis sistemas ortodoxos de la filosofía índica. La palabra «yoga» deriva de la raíz sánscrita yuj, que significa unión. El yoga enseña los medios para que el sí-mismo individual pueda entrar en comunión con el Sí-mismo Universal. El sabio indio Patañjali codificó la ciencia del yoga en su tratado clásico: los Yoga Sutras, que se ha mantenido vigente desde hace 2.500 años para el desarrollo integral del ser humano, sin distinción de sexo, raza, creencias, lugar de nacimiento o condición social. Desde un punto de vista púramente físico, el yoga aporta salud corporal, claridad mental y estabilidad emocional, todo ello necesario para alcanzar el objetivo ya señalado: la realización espiritual.